A ti también te andan buscando
October 6, 2015

No se rendirá hasta encontrarte

Por: Apóstol Myriam Saldaña

Nos hemos hecho a la idea de que cosas extraordinarias, siempre suceden a personas extraordinarias. Sin embargo, a Dios le ha placido formar el universo de la nada, le ha placido tomar lo desechado por los hombres para forjar vidas valiosas, porque los pensamientos de Dios están muy distantes de los nuestros. Sólo el Creador puede ver la realidad tal y como es. Nosotros apenas podemos ver lo espurio, lo superficial, pero Él conoce hasta los pensamientos más profundos del ser humano. De modo que lo que a nosotros nos parece extraordinario, puede ser tan sólo una ilusión; mientras que lo que nos parece corriente, sencillo o hasta aborrecible, puede volverse algo extraordinario en las manos del Señor.

La Palabra nos muestra el caso de David a quien Dios llama varón de corazón perfecto, sin embargo este personaje no era precisamente el favorito de su padre. Por el contrario, éste lo tenía en el olvido, lejos del hogar, ocupado en los menesteres más pesados y solitarios; David tampoco era del agrado de sus hermanos. Sin embargo, la Biblia relata que cuando el profeta buscaba a quien ungir como rey, el único de los hijos de Isaí que no le presentaron fue David. ¡Se habían olvidado de él! Sin embargo el profeta Samuel no se rindió, sino que siguió buscando, hasta que finalmente lo halló.

El Creador conoce cada parte de ti, Él te formo en el vientre de tu madre. Él sabe que a veces estas perdido en la cotidianidad y en el quehacer. También sabe que muchas veces has perdido la fe en ti mismo. Pero Dios seguirá rodeándote hasta hallarte, pues quiere ungirte para grandes propósitos. Eres hechura de sus manos, Él te ama, conoce tu potencial y ha visto tu esfuerzo. Por tal motivo Dios no se rendirá hasta encontrarte, colocarte las vestiduras reales y hacer de ti, un ser extraordinario.